11 abr. 2011

Carolina & Laura: Generosas Bellezas

El pasado 24 de marzo, Carolina Rodriguez y Laura Schneider convivieron con un selecto grupo de seguidores que tuvieron la oportunidad no sólo de pasar unas cuantas horas junto a las bellezas de la lucha libre sino también la de ayudar a los menos favorecidos aportando un mínimo de 3 kg cada uno de alimentos no perecederos que fueron el requisito para asistir a esta reunión.

Laura, una impresionante beldad argentina, fue la primera en presentarse al café situado en la colonia Roma donde se llevó a cabo esta convivencia, ahí habló acerca de su estadía en México, el cariño que le ha tomado a su gente (con excepción claro de un taxista hijo de puta que intentó cobrarle de más y se atrevió a insultarla), su incursión en el modelaje, el mundo de la lucha libre y acerca de todo sobre lo que fue cuestionada, todo esto con un increíble sentido del humor y una extraordinaria sencillez que seguramente cautivó como a mi, a todo aquel que no teníamos el gusto de conocerla personalmente.

Posteriormente apareció Carolina inundando el lugar con su descomunal belleza, rápidamente se integró a la conversación y de igual forma respondió a todas las interrogantes, acerca de la extraordinaria persona que es Carolina no hay que mencionar nada pues sería reiterar lo que ya antes se ha dicho, para muestra de la calidad humana de Caro baste decir que vino a la convivencia directamente del aeropuerto pues había llegado de un viaje y todo esto tan sólo para poder estar con sus fans; una vez terminada la ronda de preguntas y respuestas comenzó la ronda de fotos para las cual las chicas posaron solas y con cada uno de los asistentes.

Laura hizo la entrega de los casi 100 kg de alimentos junto con ropa y algunos juguetes este 7 de abril en la Fundación Pro-niños de la calle I.A.P. ubicada en la colonia Guerrero poniendo punto final a este primer capítulo de la que esperamos sea una larga y feliz historia de apoyo a instituciones y de mejora en las vidas de muchas personas.























Fotos de la entrega por cortesía de Laura Schneider (Gracias)
 
Sígueme en Twitter