5 dic. 2011

Crónica de una Britney anunciada.

Era 4 de diciembre, la noche anterior habían llegado a su fin 9 años de espera del público mexicano para ver nuevamente en concierto a Britney Spears quien fuera llamada "la princesa del pop" (aunque yo la considero la reina), en esos nueve años, Britney pasó por toda clase de etapas, matrimonio, divorcio, maternidad, drogadicción y un resurgimiento.El gobierno del D.F. la contrató para un concierto masivo en el Monumento a la Revolución.

Como es de esperarse, docenas de medios (incluido este blog) acudieron en un intento por cubrir el evento y llevar a sus lectores, televidentes, podescuchas o radioescuchas la información pero el personal y los policías tuvieron el amable gesto de mandarnos a la real y pontificia verga (disculpen mi francés), lo más razonable como le dije a los uniformados es que pasaramos en pequeños grupos, escoltados y por lapso de 2 o 3 min, lo suficiente para hacer las tomas necesarias y luego abandonar el area cercana al escenario con el trabajo cumplido y todos contentos, ¿suena lógico,no?, pero no, el gobierno y Ocesa se empeñaron en negar el acceso, comprensible si  se tratara de un monton de gorrones que intentaban ahorrarse el boleto pero el concierto era gratuito.

Ahí esperamos por aproximadamente hora y media disfrutando del concierto en una pantalla, lo cierto es que no me preocupaba mucho perdermelo porque yo había asistido al del Foro Sol así que sabía lo que estaba pasando, un par de canciones antes del final las luces se apagaron, los policías creyendo que el concierto había terminado quitaron las vallas, momento que un par de compañeros y yo aprovechamos para correr relativamente cerca del escenario desde donde capté las imágenes que ilustran este post.

¿El concierto? Una maravilla, como todo lo que Britney hace, el set list no fue de lo mejor pero es usual en los conciertos promocionales poner muchas rolas del nuevo disco y sólo algunos éxitos, muy buenos arreglos y remixes y buenas colaboraciones también, ojalá no tengamos que esperar 9 años más para volver a verla.
Así vigilaban los policías a Britney Spears a la distancia ante cualquier posible eventualidad (supongo que eso hacían porque dudo que estuvieran pendejeando en vez de prestar atencion a la gente en la calle, eso no se da en este país)


La prensa no pasa, el vendedor sí; ¿cómo le hiciste para pasar carnal?- pregunté- hay que llegar temprano carnal, yo estoy aquí desde medio día- respondió.





Y de este modo los policías obtienen los regalos navideños, deje su cinturón
y lo recoge a la salida....si acaso lo encuentra.

 
Sígueme en Twitter